Comenzando un nuevo año…

Cuando apenas quedaban días para acabar el año 2014, la mayoría de las personas eligen estos para hacer balance de lo vivido durante este periodo y ver que puede mejorar en el próximo… echan la mirada hacia atrás para recordar lo que no quieren volver a experimentar y realizan el cuadrante de los cambios que tienen que hacer, un gran plan para el año que viene, un plan tremendamente atractivo a primera vista, casi para enmarcarlo y al final, pese a haber incluido varias formulas mágicas que ayuden en la consecución de los objetivos, se hace cuesta arriba salir de la rutina y sin darte cuenta vuelves a la espiral que te hace quedar atrapado sin realizar nada para conseguir ser lo que tanto deseas, lo que tanto anhelas… un ser libre y dichoso.
El símbolo de la Navidad es una estrella, que no es más que una luz en la oscuridad… No debes verla como algo que se encuentra lejos de ti, sino como algo que refulge en el cielo interno y acéptala.

No temas reconocer que eso de sacrificarse por algo no es más que tu propia invención, ni trates de protegerte a ti mismo buscando seguridad donde no la hay. Todos se han vuelto temibles para ti…
Elegir entre la luz o la oscuridad no es más que un dulce despertar, tan simple como abrir los ojos a la luz del dia cuando ya no tienes más sueño. Tu que crees que el sacrificio es amor debes aprender que no hace sino alejarnos del amor, pues conlleva culpabilidad (la culpabilidad es la condición que da lugar al sacrificio).

Sentirse privado de algo engendra ataque, al ser la creencia de que el ataque está justificado, mientras prefieras conservar la privación, el ataque se vuelve salvación y el sacrificio amor, así resulta que en tu búsqueda del amor, vas en busca de sacrificio y lo encuentras.

Siempre estas a tiempo de entregarle a aquello que tiene el poder de deshacer y resolver, todo lo que te hiere, entrega el dolor, el sufrimiento, la soledad, el miedo y si me apuras hasta a fulanito y menganito… de esta forma estás perdonando y al perdonar te liberas y liberas a aquel o aquello que tanto dolor te ha causado. Simplemente desaparece, se deshace y te deja continuar con un nuevo camino…
No permitas que la desesperanza opaque tu alegría innata…

VIVE!!!

Texto: parte extraida de UCDM

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/788/49681557/files/2015/01/img_2422.jpg

Anuncios

2 Respuestas a “Comenzando un nuevo año…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s